Una iglesia en Hawai ofrece alivio a las víctimas de un huracán y un incendio forestal

Kahului, Hawaii

Mientras el huracán Lane se dirigía hacia Hawai, una iglesia local sabía que tenían que hacer algo por su comunidad.

Tim Cruz, pastor titular de Iglesia del Nazareno Kahului, compartió su experiencia durante las primeras etapas del huracán.

"Vimos en las noticias que una masa de torbellinos 10 veces más grande que el tamaño de nuestra isla se dirigía en nuestra dirección", dijo Cruz. "Fui testigo del pánico en nuestra comunidad de Maui mientras el agua y las baterías se vendían como pan caliente". 

El miércoles 22 de agosto, el día antes de que el huracán azotara la isla, la iglesia de Kahului estaba prestando servicio en Harbor Lights, (un complejo de condominios locales donde la iglesia tiene un ministerio de alcance comunitario), cuando decidieron asociarse con la Cruz Roja local para establecer un albergue para familias que residían en áreas en el trayecto de la tormenta, personas sin hogar y turistas atrapados en la isla. 

"Además de [proporcionar recursos a Harbour Lights], también recibimos una llamada telefónica de que el gimnasio de Maui High School se convertiría en un albergue de evacuación, y que la Cruz Roja necesitaba ayuda para prepararlo", dijo Cruz. "Así que, nuestra iglesia ayudó a servir allí junto a otras iglesias cristianas". 

Proporcionaron ropa, ropa de cama, agua, comida e incluso libros para colorear y crayones para quienes los necesitaban.

"Estaba aterrado", dijo Cruz. "Entre cuidar a mi propia familia, a las familias de la iglesia, [a las familias en el refugio], y también a las familias en el condominio a tres cuadras de nuestra iglesia, era agotador". 

El jueves por la noche, Las autoridades locales anunciaron que el huracán había disminuido a una tormenta tropical, sin embargo arrojó casi 60 pulgadas de lluvia en la isla. Fue entonces cuando los residentes de Kahului escucharon noticias de un incendio a 30 minutos en Lahaina.

"Luego estalló un incendio en el otro lado de la isla", dijo Cruz. "Nos asociamos con otras iglesias para atender con amor a esa comunidad. Y me preguntaba ¿Qué estaba haciendo Dios en medio de todo esto? ¿Por qué está permitiendo que esto sucediera? 

Más de 20 casas y 30 vehículos fueron dañados o destruidos en Lahaina y Kaanapali, y Lahaina estaba completamente sin electricidad.

Cruz y el resto de la iglesia inmediatamente cambiaron su enfoque de ofrecer alivio a las víctimas de los huracanes al nuevo desastre en cuestión. 

La iglesia de Kahului se asoció con casi 10 iglesias para proporcionar ayuda, donando artículos y alimentos para las víctimas del incendio. Después de que el incendio se contuvo por completo, las iglesias ayudaron a limpiar la iglesia Bautista Lahaina en la localidad para utilizar el edificio como centro de acopio de donaciones.

Varios trabajadores de la Cruz Roja se impresionaron tanto por la gracia y el amor que los miembros de la iglesia mostraron, que asistieron a la iglesia de Kahului el domingo siguiente.

"Tenía que ir a ver esta iglesia", dijo el esposo de una voluntaria de la Cruz Roja. "Mi esposa me seguía contando sobre estas personas de la iglesia que no solo venían todos los días sino que también donaban al albergue e incluso pasaban ahí la noche. Entonces, tenía que ver por mí mismo lo que ustedes estaban haciendo".

Cruz recibió una sensación de paz por lo que presenció en medio del desastre.

"Pude sentir Su presencia en medio de Su pueblo", dijo Cruz. "Su rostro era evidente y Su mover fue más rápido que la tormenta por medio del carácter de siervo que demostraron Sus hijos".

La iglesia de Kahului continuará ofreciendo ayuda a sus vecinos durante la próxima semana en Lahaina y las áreas circunvecinas.

Posted in: